Milán

Catedral de Milán
Galerías de Milán

La ciudad de Milán se encuentra al Norte de Italia y ofrece decenas de atractivos turísticos como su Duomo, las plazas, galerías y teatros. La mejor época para viajar a Milán es en primavera y en otoño ya que el verano es muy caluroso y el invierno tiene temperaturas bajo cero.  

Transportes en Milán

Para llegar a la ciudad de Milán podemos optar por diferentes medios de transporte:

Avión: existen diversas aerolíneas que conectan con otras ciudades italianas y europeas, tanto del tipo low cost como tradicionales. En los alrededores hay tres aeropuertos: Milán-Malpensa, Milán-Linate y Bérgamo-Orio al Serio.

Tren: Es una buena idea para viajar y al mismo tiempo conocer o dormir durante el trayecto y ahorrarse una noche de hotel. Desde Roma, el viaje tarda unas 3 horas, por ejemplo. Las dos empresas que se encargan de los servicios tanto nacionales como extranjeros son TGV Europe y Ferrovie dello Stato.

Autobús o coche: Todo depende de cuánto estés dispuesto a pasar en la carretera. Si estás recorriendo todo el continente quizás sea una buena idea, pero no lo es si sólo tienes unos días libres para viajar.

Una vez que hayas llegado a Milán puedes optar por los diferentes medios de transporte que se ofrecen en la ciudad:

Metro: Las líneas son tres y la red es tan completa y compleja que te permite conectar cualquier barrio. Existen bonos semanales o mensuales, si piensas utilizar mucho este servicio. 

Autobúses: Tienen horarios fijos y funcionan tanto de día como de noche. Las paradas están correctamente señaladas en las calles y los autobuses indican el número y el destino.

Tranvía: Funcionan desde el año 1876 y además de un medio de transporte son una manera pintoresca de conocer Milán. Te permite llegar a zonas alejadas y funcionan todo el día.

Taxis: Es una de las opciones de último recurso no sólo porque son algo costosos sino porque el tránsito, al igual que ocurre en cualquier ciudad importante, es caótico. Es bueno para viajar cómodo si se tienen muchas maletas.

Bicicletas: Perfecto para pasear y hacer ejercicio. Hay varios puestos para alquilarlas.

 

Atractivos turísticos de Milán

Si bien todo depende de cuántos días te quedes en Milán y tus gustos, los sitios que no te puedes perder en tu estancia son:

Plaza del Duomo: Está en el centro de la ciudad y se puede ver desde varios puntos. Para acceder a la parte superior tendrás que subir por sus escaleras de mármol. En las inmediaciones hay una catedral neogótica y edificios antiguos. 

Convento Maria delle Grazie: Allí se encuentra una pieza muy importante del arte y la religión católica como es “la última cena” de Leonardo Da Vinci, que data de 1498. Un dato curioso es que el refectorio donde se encuentra la obra fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial y si bien toda la Iglesia se derrumbó, el Cenáculo permaneció en pie.

Teatro La Scala: No hace falta ser un amante de este arte para visitarlo, te asombrará su decoración y construcción. Además puedes disfrutar de un concierto de Ópera. En las escaleras hacia los asientos encontrarás fotografías de muchas personalidades que ofrecieron espectáculos allí.

Localización: 
Piazza del Duomo
20121 Milano , MI
IT
Valoración: 
Promedio: 5 (1 vote)
Publicado por

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para impedir el envío de mensajes basura.