Iglesia de Santa María de la Concepción

Visitar Roma puede saturar. Si pretendemos verlo todo en poco tiempo, lo más probable es que terminemos exhaustos. Es lo mismo que sucede en la visita a un gran museo. Comenzamos con muchas ganas y poco a poco nuestros ojos empiezan a recorrer las obras que se terminan confundiendo unas con otras. Ya lo hemos dicho, Roma es una ciudad-museo.

Por ello, aconsejamos al visitante que se lo tome con calma y seleccione. No podemos ver 10 iglesias en el mismo día. Hay que alternar. La iglesia de Santa María de la Concepción puede ser una buena opción para refrescar nuestra mirada. Las sensaciones que transmite son muy diferentes al del resto de las construcciones religiosas de la Ciudad Eterna.

 

Huesos de 4.000 hermanos capuchinos

La iglesia de Santa María de la Concepción no destaca a nivel arquitectónico. Se trata de un edificio de la primera mitad de siglo XVII, etapa inicial del Barroco, diseñada por Antonio Casoni, arquitecto de la cercana San Isidoro, bajo el mandato del Papa Urbano VIII. Su interior acoge una obra del célebre Guido Reni.

Pero lo más llamativo de Santa María de la Concepción es la cripta en la que se hallan los restos de unos 4.000 monjes capuchinos. Antonio Marcello Barberini, hermano de Urbano VIII y fraile capuchino, ordenó que en la cripta de esta iglesia se depositaran los huesos de los hermanos fallecidos que estaban enterrados en el cementerio.

Lo curioso de esta cripta dividida en 6 capillas es que los huesos fueron dispuestos buscando un fuerte impacto en el visitante. Decenas de calaveras recorren las paredes, apilándose unas con otras, formando siniestras decoraciones. Los restos óseos forman arcos, columnas, molduras, nichos… Un espectáculo tétrico que asombra al visitante.

 

"Aquello que vosotros sois, nosotros éramos, aquellos que somos nosotros, vosotros seréis"

Este es el lema que nos da la bienvenida cuando nos adentramos en la cripta de los capuchinos de Santa María de la Concepción. Una especie de "polvo eres y en polvo te convertirás". El mensaje es claro. La muerte nos espera a todos.

Por eso, debemos tener cuidado a la hora de visitar esta cripta. No os la aconsejamos si tenéis un día muy sensible o últimamente pensais demasiado en la muerte… La cripta de los Capuchinos de la iglesia de Santa María de la Concepción es siniestra, pero también espiritual. La muerte del cuerpo puede abrir una nueva etapa para el alma.

Santa María de la Concepción es una visita muy indicada para aquellos que buscan algo diferente a la hora de viajar a Roma. Es una iglesia, sí, pero su interior alberga un tesoro muy sugerente…

Además, te recomendamos qué ver en el entorno de la iglesia. Está situada al lado de la Plaza Barberini con la famosa Fuente del Tritón de Bernini y en la zona de la Via Véneto, uno de los lugares predilectos de los romanos para hacer sus compras. Así que si hemos quedado un poco fríos tras contemplar la cripta, siempre podemos comprar algo para volver a la vida terrenal…

 

Horarios y precios

Todos los días de 9:00 a 19:00.

Adultos: 6€.  Menores de 18 y mayores de 65 años: 4€.

 

Transporte

Metro: Barberini, línea A. Autobús: líneas 52, 53, 61, 62, 63, 80, 95, 116, 119 y 175. 

Localización: 
Via Vittorio Veneto, 27
Roma , RM
IT

Lugares cerca de Iglesia de Santa María de la Concepción

Valoración: 
Sin votos (todavía)
Publicado por

Añadir nuevo comentario