Cripta Balbi

Tal es la acumulación de museos y centros artísticos en Roma que el viajero se puede liar con los nombres. Por ejemplo, tenemos por un lado el Museo de Roma, y por otro el Museo Nacional Romano que, en realidad, agrupa cuatro lugares diferentes: el Palacio Altemps, el Palacio Massimo, las Termas de Diocleciano y la Cripta Balbi. Una misma entrada da acceso a los cuatro espacios.

La Cripta Balbi es fruto de las excavaciones en los alrededores del teatro del Balbo. ¿Merece la pena? Sí, si estamos muy interesados en la arqueología y el modo de vida de los ciudadanos de la Antigua Roma. Pero si no estamos muy sobrados de tiempo, la Cripta Balbi es uno de esos lugares romanos no imprescindibles…

 

Las colecciones de la Cripta Balbi

En la década de los 80, un grupo de arqueólogos descubrió un pórtico con columnas del mencionado Teatro Balbo. Los estratos arquitectónicos se superponían mostrando un posterior asentamiento medieval en la zona. Las autoridades romanas, tras 20 años de excavaciones, abrieron al público la Cripta Balbi.

¿Qué ver en ella? Se trata de un testimonio interesante de la evolución urbanística de la ciudad. Tras la caída del Imperio Romano, la antigua capital imperial se fue adaptando a los nuevos tiempos y muchos edificios representativos ocuparon diferentes funciones. La Cripta Balbi nos muestra esta evolución.

En la zona superior, el museo ofrece objetos procedentes de la etapa clásica y de la Edad Media, incluyendo piezas procedentes de las colecciones del anterior Museo Kircherian o de los Museos Capitolinos. También podemos disfrutar de los frescos trasladados de la Iglesia de Santa Maria in Via Latta.

La planta baja es más interesante ya que nos ofrece un panorama sobre la historia del paisaje urbano, incluyendo esquemas de antiguas casas medievales. Más allá, en el sótano, están los verdaderos restos de las excavaciones en la zona del Teatro Balbo. Debe ser visitado con guía.

 

Buena ubicación

La Cripta Balbi está en una situación muy céntrica, al sur de Corso Vittorio Emanuele II, cerca de Il Gesù. Y más al sur está la Isla Tiberina. Aunque no ofrece sensaciones fuertes al visitante, si hemos comprado la entrada conjunta del Museo Nacional Romano, podemos acercarnos hasta la cripta de camino hacia el sur de la ciudad.

 

Horarios y Precios

De martes a domingo: de 9:00 a 19:45 horas.

Adultos: 7€. Entre 18 y 25 años: 3,50€. Menores de 18 años: entrada gratuita

 

Transporte

Autobús: líneas H, 30, 40, 46, 62, 63, 64, 70, 87, 119, 130, 186, 190, 271, 492, 571, 630, 780, 810 y 916.

Localización: 
Via delle Botteghe Oscure, 31
Roma , RM
IT

Lugares cerca de Cripta Balbi

Valoración: 
Sin votos (todavía)
Publicado por

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para impedir el envío de mensajes basura.