Basílica de Santa María en Aracoeli

No es el templo más importante que visitar en Roma, pero sí uno de los más populares. La Basílica de Santa María in Aracoeli está situada en pleno centro histórico, muy cerca del Foro Romano, el monumento a Vittorio Emanuele II, la plaza de Venecia o la plaza del Campidoglio. Además, su curiosa fachada nunca pasa desapercibida para el visitante.

La escalera de 124 escalones que da acceso al templo es otro de sus mayores atractivos. Arriba se alza, orgullosa pero humilde, la fachada de ladrillo del siglo XIII que marca la diferencia con otras iglesias romanas. Aquí no hay balaustrada, ni exuberancia barroca ni fastuosas portadas. Solo una puerta central y dos pequeñas laterales.

 

Una estatua milagrosa

En sus orígenes, se conocía como Santa María in Capitolio, por situarse en dicha colina. A finales del siglo XIII se reconstruyó cambiando su denominación. Fue una de las construcciones cristianas más frecuentadas por la nobleza romana, ya que se encuentra al lado del Campidoglio, sede del poder civil de la capital romana durante varios siglos. 

Al margen de la fachada, que como hemos dicho es una de nuestras preferidas de Roma, el interior es otro museo que cuenta con obras y aportaciones de numerosos artistas célebres. Pero para el visitante tal vez sea más interesante acercarse a contemplar la figura del Niño Jesús en madera situada en la última capilla de la nave izquierda.

Cuenta la leyenda que esta figura posee poderes milagrosos, incluyendo la resurrección de los muertos…  Así mismo, existía una tradición romana que llevaba a los niños a cantar canciones durante el día de Nochebuena. 

Además de esta milagrosa estatua de madera, Santa María in Aracoeli cuenta con muchos atractivos artísticos. Miguel Ángel diseñó la tumba de Cecchino en el vano de la puerta lateral. Andrea Bregno, responsable principal de la construcción de Santa María del Popolo, realizó el monumento funerario del cardenal Ludovico d’Albert a finales del siglo XV. También tenemos obras de Pinturicchio, que realizó el ciclo de la Vida de San Bernardino.

 

La terraza de Santa María in Aracoeli

Entre el templo y la parte trasera del Monumento a Vittorio Emanuele II, existe un pasaje que lleva al ascensor que nos permite acceder a la preciosa terraza de Santa María in Aracoeli desde la que podemos contemplar unas magníficas vistas de la ciudad, en pleno centro histórico. Un lugar perfecto para tomar fotos panorámicas. 

Esta basílica no es la más importante ni la más bella que ver en Roma, pero merece la pena especialmente por su ubicación, su original fachada y por contemplar una de las más veneradas estatuas del Niño Jesús.

 

Horarios y precios

Todos los días de 9:00 a 12:30 y de 15:00 a 18:30 horas.

 

Transporte

Autobús hasta la Plaza de Venecia.

Localización: 
Scala dell'Arcicapitolina, 12
Roma , RM
IT

Lugares cerca de Basílica de Santa María en Aracoeli

Valoración: 
Sin votos (todavía)
Publicado por

Añadir nuevo comentario