Basílica de San Juan de Letrán

San Juan de Letrán es otro de los imperdibles romanos. Su impacto en el visitante es comparable a algunas de las construcciones más célebres de la capital italiana. De hecho, es la basílica mayor más antigua de Roma. Y aunque está un poco alejada del centro, si tenemos tiempo, no debemos dejar pasar la oportunidad de disfrutar de su majestuosidad.

 

La Catedral de Roma

Es posible que si llegas a Roma en autobús desde el aeropuerto sea uno de los primeros edificios que veas a través del cristal. Y es que la entrada en Roma en este medio de transporte es lenta y un poco pesada. Pero tras atravesar la vieja muralla, San Juan de Letrán es la primera construcción religiosa de renombre que nos da la bienvenida a la Ciudad Eterna.

El origen de San Juan de Letrán es muy antiguo. Debemos irnos al siglo IV d.C., época de Constantino, el célebre emperador romano que legalizó la religión cristiana a través del Edicto de Milán en el 313. Constantino se convertiría al Cristianismo en el lecho de muerte. Pero el grueso de los edificios que forman parte de San Juan de Letrán es de época muy posterior.

La fachada de San Juan de Letrán asombra por sus grandes proporciones, solo comparables a San Pedro del Vaticano. No nos olvidemos que estamos ante la Catedral de Roma. El diseño de esta fachada se debe a Alessandro Galilei en la cuarta década del siglo XVIII. Destaca la balaustrada con figuras de Cristo, San Juan Bautista y los Evangelistas.

La escalinata que da acceso a la entrada junto con las pilastras y las columnas corintias, más la citada balaustrada, confieren a la Basílica de San Juan de Letrán un aspecto monumental. ¿Qué ver en el interior de la basílica?

Francesco Borromini, uno de los grandes de la arquitectura barroca, siempre en pugna con Bernini, intervino en la reconstrucción del interior del edificio, adaptándola a las nuevas exigencias litúrgicas con San Pedro del Vaticano como referente. Son cinco naves, capillas laterales, un transepto y el ábside.

En la gran nave central podemos disfrutar de las estatuas monumentales de los apóstoles situadas a principios del XVIII. Vignola o Giotto son otros de los artistas presentes en San Juan de Letrán. Y no nos olvidemos del claustro medieval.

 

Muy cerca de la mítica Scala Santa

La Basílica de San Juan de Letrán, además, está muy cerca de la Scala Santa, cuyos escalones, dice la leyenda, son los mismos que ascendió Cristo en el Palacio de Pilatos. Esta escalera solo puede ser ascendida de rodillas. Si queremos subir a pie, debemos hacerlo por las rampas laterales para respetar la tradición.

A la hora de visitar la basílica, recomendamos hacer un trayecto a pie: desde Santa María La Mayor cruzamos la Vía Merulana desembocando en San Juan de Letrán.  

 

Horarios y precios

Todos los días de 7:00 a 18:30.

Entrada gratuita.

 

Transporte:

Metro: San Giovanni, línea A. 

Localización: 
Piazza di San Giovanni in Laterano, 4
Roma , RM
IT

Lugares cerca de Basílica de San Juan de Letrán

Valoración: 
Sin votos (todavía)
Publicado por

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para impedir el envío de mensajes basura.